[M] Ir al Menú de navegación

[C] Ir al contenido



Notas de prensa

Primeras sesiones de retorno del proceso de participación del Plan Integrado de Gestión de Residuos de Navarra (PIGRN 2025)

27-05-2016


Se han celebrado en Lumbier y Doneztebe y resumen cerca de dos mil aportaciones

·         Consenso en objetivos, en la necesidad de impulsar la concienciación ciudadana y en el modelo único de gobernanza

·         En la propuesta técnica:

o    Prevención y separación en origen

o    Se mantienen los objetivos del 100 % de recogida selectiva de la materia orgánica y de tratamiento de la fracción resto previo a su eliminación en vertedero

o    Se prevé el mantenimiento de las cuatro plantas existentes de envases/materiales  y una adecuación de las plantas de fracción resto de Carcar y Culebrete para su continuidad

………………………………………………………………………………………………………………………………………….

Durante esta semana que finaliza, el equipo redactor del Plan Integrado de Gestión de Residuos de Navarra PIGRN 2025 ha comenzado a dar a conocer los primeros resultados del proceso de participación del borrador del Plan, que se está desarrollando impulsado por el Departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local del Gobierno de Navarra.

Lumbier, el martes, y Doneztebe, el jueves,  han sido las sedes de estas primeras reuniones territoriales de retorno en las que han tomado parte las entidades locales y la ciudadanía  de cada zona, y en las que se han resumido las aportaciones recogidas hasta ahora y se han presentado las propuestas técnicas para la redacción de la versión inicial del PIGRN 2025.

Hay que recordar que el Proceso de Participación del Plan continúa abierto, y  que el plazo para realizar aportaciones concluye el próximo día 4 de junio.

Por otra parte, el Departamento ha introducido en el proceso un nuevo nivel de participación, con la formación de un equipo de expertos  (técnicos, profesionales, universidades y ONGs) que, con base a las aportaciones y sugerencias recibidas, realizará una nueva aportación o sugerencia al plan, que será considerada al igual que el resto de aportaciones, para las decisiones finales del Gobierno de Navarra, decisiones que concretarán  la redacción de la versión inicial del Plan que se presentará previsiblemente el 30 de junio.

CERCA DE DOS MIL APORTACIONES

Hasta el momento, el proceso de participación del Plan ha contado con 414 participaciones individuales, que han realizado 1917 aportaciones (1311 en reuniones zonales  y 606 en temáticas) en 231 cuestionarios entregados, y han representado a 16 mancomunidades, 61 entes locales, 19 colectivos e instituciones  24 empresas y 38 particulares de toda Navarra. En el resumen de las aportaciones más significativas del proceso en su conjunto y por zonas, los técnicos subrayaron el consenso en la valoración positiva de los objetivos, en la necesidad de impulsar la concienciación ciudadana sobre la correcta gestión de los residuos y en el modelo único de gobernanza, concretado en un ente foral que unifique y supervise la gestión, respetando la autonomía y competencias de las mancomunidades.

Asimismo, constataron el amplio rechazo a la coincineración, por sectores y en el conjunto de Navarra, y el respaldo generalizado a la necesidad de una Ley foral de Residuos que incluya tasas (pago por generación) y cánones, y que bonifique los buenos resultados.

LA PROPUESTA INICIAL DE LOS TÉCNICOS

Por su parte, los técnicos del equipo redactor presentaron su propuesta tras las aportaciones recogidas en el proceso, reafirmando como objetivos estratégicos del Plan la prevención activa de residuos, el impulso a la Economía Circular, la lucha contra el cambio climático y la Implantación de la gestión compartida ó Gobernanza, concretados en conseguir, en el periodo 2017-2027, un 10%  de prevención respecto a la generación de residuos en 2010 , desplegar la recogida selectiva obligatoria de residuos orgánicos al 100% de la población, con un objetivo de captura y valorización de un 70 %,  tratar el 100% de la fracción resto previo a su eliminación en vertedero, y erradicar el vertido directo. El plan contemplará en su ámbito de aplicación (2017-2027), hitos temporales intermedios.

En síntesis, el PIGRN contempla la recogida selectiva de residuos domésticos en cinco fracciones: Materia orgánica; Papel  y cartón; Vidrio; Plástico, metal y brik,  y Resto. El tratamiento de la materia orgánica se podrá realizar mediante compostaje y/o gestión de escala a nivel local, en plantas existentes de compostaje y/o biometanización privadas y públicas, así como en una de las cuatro nuevas plantas de compostaje de gestión pública previstas en las zonas de Sangüesa-Zangoza, Doneztebe,  Sakana  y Pamplona. La ampliación del contenedor amarillo de envases  a materiales, queda a expensas de un análisis de su idoneidad y de experiencias piloto en plantas de tratamiento. Ante la demanda en la participación de cohesión social y mantenimiento de puestos de trabajo, se mantienen las cuatro plantas actuales de selección y clasificación de envases y/o materiales de Peralta y de los centros de tratamiento de Cárcar, Góngora y Culebrete. Con respecto a la fracción resto, se prevé su tratamiento en los centros de Cárcar y Culebrete, con la necesaria adecuación de las  instalaciones existentes, dejando la construcción de una nueva planta en la Comarca de Pamplona a expensas de un análisis sobre la capacidad y adecuación de las plantas existentes, en base al principio de autosuficiencia y proximidad. La planta destino de la fracción resto de las diferentes fracciones por entidades locales se seleccionará en base a un análisis de huella de carbono.

En cuanto a Vertederos, no se contempla la construcción de uno nuevo, sino que se plantea la utilización de los vertederos de Culebrete y Cárcar hasta el final de su vida útil, capacidades que quedarán determinadas en un análisis exhaustivo antes de 2020. Se analizará además la compatibilidad de estas instalaciones con zonas de protección ambiental, de cara a una posible ampliación. En relación al vertedero de Góngora, se respetará el convenio existente referente a su clausura, no perdiendo de vista que en esa fecha todavía no se habrá alcanzado el fin de su vida útil.

Sobre los rechazos finales de plantas de tratamiento de residuos domésticos, se descarta su  utilización como combustible, a expensas de un informe jurídico referente a la obligatoriedad de cumplir con la jerarquía de residuos, que sitúa la valorización energética como eslabón anterior a la eliminación.  

GOBERNANZA Y LEY  FORAL DE RESIDUOS

La  propuesta de Gobernanza coincide con las aportaciones recibidas durante el proceso de participación, estableciendo un ente único de gestión, de carácter público, conformado por el Gobierno de Navarra y las entidades locales, que supere el marco y funcionamiento del consorcio actual, mejorando su operatividad y con capacidad ejecutiva, manteniendo las competencias en los entes locales. El Gobierno de Navarra será el ente de planificación, seguimiento y control, encargándose entre otras cosas de la elaboración y aplicación de la Ley Foral de Residuos, y de la gestión del canon.

En cuanto a la Ley Foral de Residuos, informaron que está previsto que esté lista en un año, y que incluirá el pago por generación, una bonificación por objetivos alcanzados y un canon o impuesto al vertido. La ley contemplará además la solidaridad territorial, y definirá la unidad de gestión de residuos y su alcance.

PREOCUPACION POR PUNTOS LIMPIOS Y RESIDUOS DE CONSTRUCCION

Tanto en Lumbier (con las mancomunidades de Sangüesa, Esca-Salazar, Bidausi e Irati) como en Doneztebe (con Malerreka, Bortziriak y Baztán), la exposición técnica fue seguida de las preguntas y el debate. Además de sobre objetivos, sensibilización, recogida, tratamientos y gobernanza, en ambas reuniones el público añadió dos preocupaciones locales fundamentales: la gestión de los residuos de construcción y demolición (RCDs) y la necesidad de puntos limpios. Sobre los RCDs, la gestión seguirá estando en manos privadas, y se plantea un refuerzo de las medidas de seguimiento y control y  la aplicación de criterios de compra pública verde. Las entidades locales tendrán que buscar una solución para los residuos procedentes de obras menores, al tratarse de residuos domésticos, y se deja a su iniciativa su extensión a otro tipo de obras, en aras a complementar los servicios a la población. Por su parte, la red de puntos limpios quedará garantizada con un mapa de mínimos, que incluirá no solo el criterio de número de habitantes asignados a un punto limpio, sino también el de número de puntos limpios por superficie, para tener en cuenta la dispersión poblacional.

Contacto

Padre Adoain, 219 bajo
31015 Pamplona (Navarra)
T 848 420 700 - F 848 420 753
info@ganasa.es


<< Volver a la página anterior



© GESTIÓN AMBIENTAL DE NAVARRA, S.A.

Padre Adoain, 219 bajo - 31015 Pamplona - Navarra - T 848 420 700 - F 848 420 753