[M] Ir al Menú de navegación

[C] Ir al contenido



Notas de prensa

Sin concretar la solución al vertido de los residuos sin tratar en Góngora

18-05-2016


La Mancomunidad de la Comarca de Pamplona analizó el PIGRN 2025

La última sesión territorial del proceso de participación del borrador del Plan Integrado de Gestión de Residuos de Navarra 2025 reunió ayer a los representantes  y a la ciudadanía de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona (MCP) en las dependencias del Departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local del Gobierno de Navarra en Pamplona. En la primera parte de la sesión debatieron los técnicos y cargos de la MCP y en la segunda se integraron también las entidades y ciudadanía en general. 

Los representantes de la MCP suscribieron mayoritariamente los objetivos generales del PIGRN 2025 y, aunque constataron la necesidad de dar una solución urgente al gran volumen de residuos que ahora se entierran en Góngora sin tratamiento previo, no precisaron cuál es la solución que la entidad va a  adoptar en cuanto a la gestión y tratamiento de esta fracción de residuos. Según las previsiones del  PIGRN, entre 2014 y 2025, la MCP deberá invertir la pirámide de gestión de residuos, pasando de un 69 % de residuos destinados a eliminación, a un 26%.

 Uno de los análisis más críticos fue el del alcalde del Valle de Aranguren, el independiente Manolo Romero, quien puso sobre la mesa la necesidad de un debate interno en la Mancomunidad para definir el camino a seguir, tras los sucesivos fracasos de soluciones como la planta de biometanizacion o las propuestas del anterior Plan. “Hemos pasado de estar a la cabeza en el tema, a esta grave situación, y ahora no podemos fallar”, afirmó.  “Con este nuevo Plan tenemos que hacer una apuesta ambiental sincera, con responsabilidad, desvincularnos del negocio de los residuos y poner el acento en la sensibilización, la recogida, la materia orgánica y el compostaje, no en macro proyectos ni macro instalaciones” . 

También Itziar Gómez  (Geroa Bai) enfatizó la urgencia de resolver el grave problema de la ilegalidad del vertido directo  en Góngora del contenedor de la fracción  resto, proponiendo como prioridad  el diseño, dimensionamiento y ubicación de una planta para su tratamiento. Por el contrario, el representante de la Compañía de las 3 Erres, Julen   Mendiguren consideró que la prioridad no es ésa, sino la eliminación del contenedor de la fracción  resto y la apuesta por el  rescate del 100 % de los biorresiduos, puesto que -a su juicio- es la materia orgánica mezclada la que dificulta el correcto tratamiento de las demás fracciones. Añadió que debe establecerse la obligatoriedad de esa separación en origen, para lo que el Plan debe ir acompañado de una Ley Fiscal que la garantice.

Por su parte, el presidente de la MCP Aritz Ayesa (EH Bildu),incidió en su apuesta por sensibilización y la educación, y no se mostró partidario inicialmente ni de imposiciones ni de denuncias, sino de incentivar las buenas prácticas en la línea de instaurar el hábito y la responsabilidad de la separación doméstica. Ayesa destacó el papel de  los residuos como recursos, generadores de empleo  y aprovechables al máximo, y coincidió en la recuperación de  la materia orgánica y el compostaje como prioridades. 

Posibilidad de compartir infraestructuras

En el tema de la Gobernanza, la mayoría de los presentes compartieron la idea de un ente común que se encargue del asesoramiento, coordinación y control de la gestión de los residuos en Navarra, dejando  la recogida y el tratamiento en manos de cada  mancomunidad, con la posibilidad clara de compartir instalaciones, especialmente infraestructuras de tratamiento. También hubo acuerdo en el tema de la planta o plantas de compostaje que trataría los biorresiduos de la Mancomunidad, con posiciones diferentes sobre si su dimensión debe ser de 50.000 Tn /año, o 5.000, Tn/año, según criterios de proximidad, de rentabilidad o de optimización de maquinaria.

En la segunda parte de la sesión, los presentes trabajaron en grupos y  presentaron sus conclusiones. Su análisis coincidió  básicamente con el  de los participantes en la primera reunión, pero  fueron más allá  en sus propuestas:

 

En primer lugar, subrayaron el rechazo a la incineración y la co incineración por razones de salud y medioambientales. Consideraron que el PIGRN 2025 debe insistir en la necesidad de la separación en origen, en  la prevención y la preparación para la reutilización,  y  fomentar y apostar claramente por el compostaje, incluyendo la obligatoriedad de separar, y la fiscalización del vertido (quien contamina, paga). Expresaron su acuerdo  con los objetivos generales del Plan, pero ven necesario  establecer también objetivos intermedios a medio plazo, señalando etapas claras y metas en el camino entre 2016 y 2025.  En el tema de los envases, valoraron que debe insistirse en los sistemas de depósito, devolución y retorno, y establecer también la responsabilidad de los productores en el diseño y fabricación, desde el principio hasta el final del ciclo. Finalmente, defendieron la inclusión del criterio de proximidad -el “kilómetro cero”-  en todo el proceso de gestión, procurando  descentralizar tratamientos y evitando el transporte innecesario de  los residuos. 

Contacto

Padre Adoain, 219 bajo
31015 Pamplona (Navarra)
T 848 420 700 - F 848 420 753
info@ganasa.es


<< Volver a la página anterior



© GESTIÓN AMBIENTAL DE NAVARRA, S.A.

Padre Adoain, 219 bajo - 31015 Pamplona - Navarra - T 848 420 700 - F 848 420 753